viernes, 20 de enero de 2017

Porque el amor se termina

Genial Amor

Conoce porque el amor se termina, un hecho que puede ser tomado como algo devastador o como un alivio, todo depende de la experiencia detrás.

La mayoría de las personas dependientes que no se sienten amadas tienden a justificar el desamor de su pareja mediante causas psicológicas o traumas infantiles. Las razones más comunes pueden ser timidez, introversión, miedo a entregarse, problemas de personalidad, mala crianza o el famoso Edipo no resuelto.
Un número considerable de mujeres y hombres rechazados afectivamente inician una carrera de especialista en especialista para hallar algún tipo de alteración que explique la indiferencia de su pareja.

Si bien es cierto que algunos desordenes psicológicos pueden producir un descenso transitorio en la capacidad de amar, como es el caso de la depresión, también existen algunos trastornos de la personalidad que bloquean todo contacto afectivo. Incluso hay alteración es de origen hormonal que disminuyen el placer del intercambio amoroso en la pareja. Sin embargo, la mayoría de la veces no se llega al desamor por una afección orgánica o psicológica sino por puro desgaste.

Sucede que un día el amor, su puestamente inalterable y ultrarresistente, se derrumba sobre sí mismo porque se acabó o nunca existió. Aunque nos resistamos a creerlo, si el afecto se descuida puede extinguirse para siempre.

Por supuesto que es menos doloroso creer que el alejamiento de la persona amada se debe a una anomalía y no al desafecto. Decir: "está enfermo", no duele tanto como decir: "se cansó de mí". Al menos en el primer caso queda la posibilidad de alguna droga milagrosa y en el segundo, si somos dignos, solo queda dar media vuelta y continuar por nuestro camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario